5 curiosidades sobre los alimentos transgénicos

0
181
BTCClicks.com Banner

Dentro de nuestras metas a corto plazo, siempre incluimos comer sano y cuidar nuestra salud. Últimamente, este estilo de vida es casi una especie de “moda”, ya que la sociedad invierte mucho tiempo y dinero elaborando un plan de alimentación adecuado para lograr verse radiante y sentirse excelente. Y así nace la moda de los alimentos orgánicos.

Gracias a este movimiento, solemos asociar de manera instantánea los alimentos “naturales” y “orgánicos” con salud, mientras cuando nombran a los “transgénicos” imaginamos un tenebroso Frankenstein modificado genéticamente con el único propósito de destruir nuestro organismo ¡Esta concepción es totalmente errada! Los transgénicos, desde los inicios de su aplicación en la mejora genética, han sido tildados como aberraciones y no han sido aceptados en su totalidad. ¿Por qué? Por la ignorancia popular y el amplio desconocimiento en el tema.

Igualmente, lo natural no es siempre sinónimo de alimentos saludables. Si bien es cierto que los alimentos orgánicos podrían tener ciertas ventajas. Al no emplearse los fungicidas necesarios, la planta es colonizada rápidamente por hongos, los cuales producen sustancias altamente tóxicas y cancerígenas.

Si quieres entender realmente qué es un alimento transgénico, para qué sirve y por qué debemos implementarlos, sigue leyendo.

  • ¿Qué es un alimento transgénico?

Es un organismo que ha sido modificado usando herramientas de la ingeniería genética, para generar en él ciertas características deseadas por el investigador, creando así una nueva variante. Esta característica está dirigida a mejorar el rendimiento del cultivo.

Debemos enfatizar que no existe ninguna intención negativa en la creación de estos alimentos.

  • Entonces, ¿es malo comer ADN ajeno?

Con esta definición tan simple, te preguntarás por qué tanta controversia. Las técnicas de mejora incluyen la introducción de material genético externo, es decir, ADN de otro organismo, en el cultivo. La simple idea de consumir ADN escandaliza a los opositores radicales de esta tecnología. Recordemos que todos los días consumimos ADN. Por ejemplo al comer carne, estamos consumiendo el ADN de los vaca. Por el contrario, si somos vegetarianos el ADN de los vegetales.

Igualmente, el debate se entiende a dilemas éticos del manejo genético de los organismos. Y con respecto a esto, cada investigador puede tomar su postura personal.

  • ¿Cuáles son los beneficios?

La población mundial está creciendo a pasos agigantados y es menester buscar una manera eficaz y rápida de poder brindarles a todos acceso fácil a alimentos nutritivos de buena calidad. Gracias a la implementación de estas técnicas, los cultivos son más resistentes a condiciones ambientales extremas, el crecimiento es veloz y lo mejor de todo, resisten a sus enemigos naturales, llámese plagas.

Los transgénicos son las herramientas más valiosas que tenemos hasta ahora para combatir ese problema.

  • ¿Existen desventajas?

Luego de leer estas increíbles características, te preguntarás si existe algo por lo cual debas temer de los transgénicos.  Uno de los puntos débiles son las posibles reacciones alérgicas, sin embargo esto no representa una amenaza para la humanidad, como lo es la desnutrición y las fatales hambrunas. Seguramente, con el paso del tiempo y la mejora de la tecnología, esto no será un inconveniente.

Existen algunos estudios que trataron de probar que existen efectos negativos en el consumo de los transgénicos. Sin embargo, estas investigaciones han sido criticadas por los científicos. Muchas veces los autores de estos trabajos sólo buscan popularidad y sus resultados son totalmente falsos.

De hecho, las mayores críticas a los alimentos genéticamente modificados no vienen de científicos expertos en el tema, vienen de personas que se consideran a sí mismas “ambientalistas” y “defensoras de lo natural” cuya meta es evitar que los alimentos se modifiquen porque es peligroso y no es lo correcto.

  • ¿Existen transgénicos naturales?

Esta pregunta te puede parecer un tanto ilógica, ya que hemos explicado que un alimento transgénico requiere de la ingeniería genética, la cual cuenta con avanzadas técnicas e instrumentos. Sin embargo, la naturaleza nunca deja de sorprendernos y la respuesta es: ¡sí!

Para tu asombro, estos transgénicos naturales son creados por antiquísimos ingenieros, las bacterias. Para los curiosos, el nombre científico de este organismo es Agrobacterium tumefaciens. Estos pequeños agenten pueden insertar ADN en las plantas que infectan, creando así ¡un transgénico!

Conclusión, sólo somos imitadores de los majestuosos procesos que ocurren en la naturaleza.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta