8 pasos para un estilo de vida saludable

0
352

Por: Angel Aponte, entrenador certificado de Gamma Workout

El término wellness pasó de ser una moda a un estilo de vida que busca el bienestar físico, mental y emocional  de sus practicantes. Actualmente existen múltiples opciones que pueden variar, dependiendo tanto de las preferencias como del presupuestos de cada persona, todas prometerán los mejores resultados que podrás alcanzar en tu vida. Esto puede ser cierto, pero existen dos preguntas que la mayoría de quienes empiezan en este mundo se formulan y son las causantes de que frecuentemente fracasen: ¿Qué debo hacer para empezar?, ¿Cómo puedo llegar hasta el final?

Sucede por desconocimiento o a causa de una mala asesoría que nos generamos expectativas las cuales no son acordes a nuestras condiciones particulares. Por ejemplo, algunos quieren bajar de peso o desarrollar una mayor musculatura, pero desconocen si resulta beneficioso para su salud entrenar de cierta forma o tomar esa pastilla milagrosa que vieron en la televisión.

Al final se sienten frustrados por no lograr la meta deseada y peor aún, terminan enfermos o lesionados, sin mencionar las heridas mentales o emocionales que no se ven a simple vista.

Dar el primer paso hacia la salud integral a veces resulta complicado, pero más difícil resulta mantenerse, por eso les dejamos estos ocho consejos que puede aplicar cualquier persona, sin importar la edad, ocupación o género, lo importante es que se sienten frente a un espejo, verse directo a los ojos y ser sinceros para arrancar en esta primera etapa.

1- Visita a tu médico de cabecera o un especialista para un control general: es importante saber el estado de salud a través de un profesional antes de comenzar cualquier régimen de entrenamiento o plan de alimentación, esto para prevenir cualquier tipo de lesión o desmejora en la condición física. También debes conocer cuál es tu peso actual, el peso óptimo de acuerdo a nuestra altura, índice de masa grasa e índice de masa magra (masa muscular), esta información puede indicarte a qué distancia te encuentras de la meta, tal vez estás más cerca de lo que piensas.

2- Plantéate siempre metas a corto, mediano plazo: puedes apreciar mejor los resultados del trabajo si te propones pequeños objetivos, tendrás un mayor control en la planificación, ayuda a motivarte, realizar los ajustes que sean necesarios y seguir esforzándote. No es lo mismo buscar la cima de la montaña al primer intento que cubrir tramos cortos hasta el final. Paciencia, cualquier mejoría por más pequeña que sea es un paso que avanzas.

3- Escoge el régimen de entrenamiento más completo que puedas: existen muchas disciplinas atractivas pero la afortunada en ser escogida por ti debe hacerte ganar tres elementos importantes: fuerza-resistencia-flexibilidad. Este trinomio te potenciará a niveles que nunca te habías imaginado. Toma como ejemplo una mesa, es necesario que tenga mínimo tres patas iguales para mantenerse en pie, al faltar una caerá al suelo y eso es lo que quieres evitar. Tampoco sigas una rutina fija de entrenamientos, eso sólo hará que el cuerpo se estanque a mediano plazo, varia el orden cada cierto tiempo para continuar progresando.

4- No te prives de ingerir, sólo controla las porciones: llevar una vida saludable no significa que te privarás de placeres como comer o tomar lo que gustes, los excesos son malos, inclusive quitarte las cosas de golpe. El cuerpo necesita en porciones controladas todos los nutrientes que tienen los alimentos, sobre todo antes y después del entrenamiento. La alimentación no depende del ejercicio, el ejercicio depende de la alimentación, no está demás que consultes con un especialista las cantidades de comida que necesitas.

5- Selecciona un entrenador que se adapte a tus objetivos: debes conocer quién es el individuo que te ayudará a lograr el estado físico que deseas, estás confiándole a esa persona la pertenencia más preciada que tienes, tu cuerpo. Averigua su formación profesional, consulta referencias de otras personas que han trabajado con él, es bueno tomar una clase de prueba antes de invertir tiempo y dinero en alguien que después no sea de tu agrado. No es recomendable creer en todo lo que se ve por las redes sociales, pueden resultar engañosas. El entrenador es un guía necesario en ciertas etapas para seguir avanzando.

6- Entrenar en grupo puede ayudarte a progresar: si tu presupuesto es limitado para contratar los servicios de un entrenador, incluso para cubrir la membrecía de un gimnasio, está la opción de buscar grupos de entrenamiento. Las personas se reúnen para desarrollar alguna actividad en específico, a través de ellos puedes trabajar de manera autodidacta compartiendo conocimientos y encontrando soluciones para los momentos en donde estés estancado. El grupo al cual te integres debe tener objetivos en común porque de lo contrario puede convertirse en una carga y retrasarte.

7- Descansa: los períodos de reposo son importantes, permiten la regeneración de los músculos para seguir creciendo, evitas lesiones y recuperas energías para seguir avanzando. Aprovecha alimentarte lo mejor posible como indicamos hace unos puntos atrás, busca calidad más que cantidad. Respeta las horas de sueño, duerme por lo menos siete horas en la noche y una siesta de veinte minutos en la tarde no está de más, no importa cuánto le dediques al entrenamiento si no descansas lo suficiente. Otra forma de descansar el cuerpo es bajar la intensidad del entrenamiento, no hay que confundir con dejar de entrenar, hacerlo mucho tiempo no resulta conveniente.

8- Diviértete: por último disfruta ese momento que le dediques a entrenar, tómalo como un espacio para liberarte del estrés diario, deja tu celular a un lado, concéntrate, respira y da lo mejor de ti.

Si cubriste los puntos anteriores vas por buen camino, puedes darte el gusto de felicitarte porque estás haciendo un buen trabajo. Como se mencionó en un principio, debes buscar el equilibrio físico, mental y emocional.

Todos tenemos fortalezas y debilidades, cada cuerpo progresa de acuerdo a sus capacidades, no te frustres si ves que otros llegaron antes que tu, lo importante es trabajar de forma inteligente para alcanzar la meta.

“La gota de agua perfora la roca…no por su fuerza, sino por su constancia.” Anónimo.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta