Biden se reunió con la familia de Jacob Blake

0
133
BTCClicks.com Banner

El candidato socialista, Joe Biden, consoló a la familia del afroamericano Jacob Blake, paralítico tras haber sido impactado por una bala policial en Wisconsin.

Durante su visita, Biden se retrató como un líder dispuesto a escuchar diferentes puntos de vista y ser tolerante, una imagen que contrasta notoriamente con la del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien prometió “ley y orden” contra quienes cometan actos vandálicos y atenten contra la propiedad privada.

Biden reveló que había podido conversar por teléfono con Blake, quien aún está recuperándose en el hospital. Al respecto narró: “Tuve la oportunidad de hablar con Blake, ya ha salido de la unidad de cuidados intensivos, hablamos durante unos 15 minutos. Hablamos sobre cómo nada iba a vencerle, sobre cómo tanto si vuelve a caminar como si no, él no va a darse por vencido”.

A la reunión con Biden acudieron el padre de Blake, Jacob; dos hermanas, Letetra y Zietha; su hermano, Myron, y su madre, Julia, que se conectó por teléfono, así como los abogados de la familia.

Además, la familia se sintió impresionada con la implicación de Biden y su esposa, así como con su deseo de realmente escuchar. En la reunión, el padre de Blake habló en términos muy de izquierda, sobre la necesidad de emprender reformas estructurales para acabar con los abusos de la policía contra la comunidad negra y todas las presuntas discriminaciones en todos los organismos del Estado que abarca según Blake, desde las escuelas, el sistema de salud hasta el sistema judicial.

La aparente sensibilidad de Biden, que subliminalmente justifica los actos vandálicos, contrastan con la actitud que tomó Trump durante su visita el martes a Kenosha, donde recorrió los negocios dañados por los disturbios de la semana pasada y ratificó su mensaje de mano dura contra el pillaje que se está desatando en Estados Unidos, por lo que lo denominó de “verdadero terrorismo doméstico”.

Entre los oradores estaba la afroamericana Porsche Bennett, de 31 años de edad, nacida en Kenosha y parte del movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan).

“La verdad es que estamos muy enfadados”, dijo a Biden la activista, quien explicó que la comunidad negra está cansada de promesas y quiere acciones, no palabras.

Sin entrar en muchos detalles, el líder socialista prometió que impulsará reformas estructurales para acabar con el racismo si es elegido presidente en las elecciones de noviembre, en las que se enfrenta a Trump.

Estados Unidos se encuentra en una gran encrucijada, entre su supervivencia como potencia mundial, o sucumbir ante las melodías del discurso socialista, que se aprovecha del resentimiento estimulando la lucha de clases, de razas y de minorías que solo beneficia a la izquierda en detrimento de los países.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta