El mundial de Qatar 2022 se encuentra en peligro

0
206

El fuerte bloqueo que siete naciones realizaron sobre este país del Medio Oriente, debido a que presuntamente Qatar es uno de los principales financistas del yihadismo terroristas, ha generado que varios países integrantes de la FIFA hayan solicitado el cambio inmediato de sede, incluyendo el último campeón del mundo, Alemania.

La federación alemana, campeona en el mundial de Brasil 2014, aseguró que “no se debe jugar en países que apoyan el terrorismo”. La federación estadounidense, la cual también le gustaría ser sede de este mundial, se encontraría junto a Alemania realizando fuerte presión para que le quiten el mundial a Qatar, nación apoyada por las palabras de Trump, quien celebró el bloqueo.

No sería la primera vez que un hecho político repercuta en lo deportivo. Conocidos son los casos  del boicot de los Estados Unidos a los Juegos Olímpicos Moscú 1980 en plena Guerra Fría o de aquellos futbolistas europeos que no accedieron a jugar el Mundial de Argentina 1978, debido a la existencia en el país de una dictadura cívico militar.

A pesar de que aún quedan cinco años para el que sería el primer mundial en una nación árabe, este boicot al que están sometiendo a Qatar siete naciones “vecinas” (Arabia Saudí, Yemen, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Egipto, además de las Maldivas y Libia) pone en peligro directo su desarrollo.

Además, este mundial ha estado rodeado de polémica desde su elección debido al escándalo del FIFA-Gate, que se llevó puesto a Joseph Blatter y a toda la cúpula de la FIFA, por haber recibido sobornos de los organizadores de Qatar para obtener la chance de organizar el campeonato, entre otros muchos actos de corrupción.

Desde Alemania, último campeón del mundo, se tiró la primera piedra. El presidente de esa federación, Reinhard Grindel, no descartó “boicotear” el torneo. “Aún faltan cinco años para el Mundial. En este tiempo deberían tener prioridad las soluciones políticas por encima de la amenaza del boicot. Pero una cosa es absolutamente segura: la comunidad del fútbol debería estar de acuerdo en que no se pueden jugar grandes torneos en países que apoyen activamente el terrorismo”, señaló.

“Seguimos con mucha atención y preocupación las nuevas y graves denuncias”, añadió Grindel. Las siete naciones que cerraron sus fronteras a Qatar le dieron a los ciudadanos qataríes 14 días para abandonar sus respectivos territorios. La crisis y la tensión son totales en la región.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta