El Parlamento Británico rechaza el acuerdo del Brexit, pero Theresa May no se rinde

0
176
BTCClicks.com Banner

Continúa la dura pelea en el legislativo del Reino Unido. Y es que a pesar de los esfuerzos de la primer ministro británica Theresa May por convencer al parlamento de esta nación, la Cámara de los Comunes rechazó este martes por amplia mayoría el acuerdo de Brexit que había negociado May con el resto de la Unión Europea para una salida del Reino Unido sin problemas.

En total, 432 diputados se manifestaron en contra, y 202 estuvieron a favor. May de inmediato declaró que a pesar que haya sido rechazado, no se rendirá en cumplir la voluntad de los millones de británicos que votaron a favor de la separación.


“Está claro que el parlamento no apoya este acuerdo, pero no ha dado una clara señal de qué es lo que apoya, y la claridad sobre esto se necesita lo antes posible porque cada día que pasa sin una solución significa más incertidumbre, amargura y rencor”, declaró la primera ministra.

Por su parte, el laborista Jeremy Corbyn, quien se ha convertido en el principal opositor a May, presentó una moción de censura contra la primer ministro por “incompetente”

“Acabo de presentar una moción de censura contra este gobierno (…) para que la cámara pueda dar su veredicto sobre su incompetencia”, anunció Corbyn ante los diputados que acababan de votar contra el controvertido acuerdo negociado por May con Bruselas.

Según estaba establecido, el Reino Unido debe formalizar su salida de la UE antes del 29 de marzo. La votación ocurrida este 15 de enero debió realizarse en diciembre, sin embargo había sido postergada.

Algunos de los puntos más polémicos que han generado esta negativa han sido: el costo del Brexit, en el cual el Reino Unido debe pagar 40 mil millones de euros por compromisos adquiridos con la UE.

El periodo de transición en el que el Reino Unido podría seguir beneficiándose del mercado interno de la UE, el cual está estipulado en 21 meses.

Y el punto de mayor discordia, la frontera entre Irlanda del Norte (que recordemos es parte del Reino Unido) e Irlanda, país que sigue en la Unión Europea, pero que sigue manteniendo fuertes lazos con su zona perteneciente a la corona inglesa.

Ante esta negativa, May tendría que reformular varios puntos del tratado, o sino, se podría convocar a un segundo referendum sobre el Brexit en 6 meses. La oposición ha solicitado también la dimisión de May, lo que es poco probable debido a su capacidad para surfear todas las crisis que se le han presentado.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta