El Presidente del Circuito Gran Cine recibió la “Orden de las Artes y las Letras” de Francia

0
166

El pasado miércoles 24 de mayo, de manos del Embajador de Francia, el Presidente del circuito Gran Cine, Bernardo Rotundo, recibió la “Orden de las Artes y las Letras”, condecoración otorgada por el gobierno francés a personalidades destacadas dentro del mundo de las artes y la cultura tanto dentro como fuera de Francia

En una ceremonia en la residencia del Embajador de Francia, Sr. Frédéric Desagneaux, se condecoró con las insignias de Caballero de las Artes y las Letras (Chevalier de l’Orde des Arts et des Lettres) a tres destacadas personalidades del mundo cultural venezolano: María Elena Rodríguez, ex Presidente de Monte Ávila Editores; Víctor Rojas, músico y promotor de los intercambios entre el Sistema de Orquestas de Venezuela y el Conservatorio Nacional de Música y Danza de París; y Bernardo Rotundo, Presidente de Gran Cine, promotor por más de treinta años del cine de autor y, en especial, del cine francés.

Importancia

La Orden de las Artes y las Letras («Ordre des Arts et des Lettres») es una distinción honorífica francesa instituida el 2 de mayo de 1957 y otorgada por el Ministerio de Cultura de Francia. La Orden recompensa a “las personas que se han distinguido por sus creaciones en el dominio artístico o literario o por la contribución que han aportado al esplendor de las artes y las letras en Francia y en el mundo”.

Después de haber sobrevivido a la eliminación de las órdenes ministeriales, ejecutada por el General de Gaulle en 1963 durante la creación de la Orden Nacional del Mérito, la Orden tiene un gran valor, no sólo por el prestigio que confiere a las personas nombradas o promovidas desde su creación, sino también por el número muy pequeño de sus integrantes.

Es de destacar que en esta ocasión se ha condecorado a personalidades y no a creadores, distinguiéndose a promotores culturales, profesionales con una larga carrera dentro de la cultura venezolana que han establecido puentes muy firmes con la cultura francesa.  

Es el caso de Bernardo Rotundo, egresado de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela, entusiasta cinelubista desde su juventud, siempre ha estado en la lucha por la difusión del cine de autor, desde la recordada sala Margot Benacerraf, cuando pertenecía al Ateneo de Caracas, y ahora desde la presidencia de Gran Cine, institución abocada desde hace 20 años a la difusión y promoción del cine alternativo y de calidad, organizando los diversos festivales de cine como el Independiente USA, latinoamericano, español, europeo, y en especial, el Francés, de cuyas 31 ediciones Gran Cine ha participado en al menos 17 de ellas, desde la número 14, continuando así una consecuente labor de difusión de esta cinematografía iniciada anteriormente desde la citada Margot Benacerraf, con la cual se organizaron 10 ediciones conjuntamente con el distribuidor George Korda, iniciador de estos encuentros con el cine galo en los años 80.

Desde Gran Cine y con la participación de Queiroz Publicidad, además del apoyo siempre de la Embajada de Francia, la organización de estas muestras anuales de Cine Francés fueron objeto de una redimensión en su alcance en cuanto a público e impacto en materia de difusión de la diversidad cinematográfica en Venezuela, pues se logró ampliar la participación de diversas instituciones (patrocinantes, distribuidoras, circuitos comerciales, centros culturales…) y se comenzó a manejar nuevas estrategias de mercadeo y publicidad que han logrado ampliar su presentación a mayores salas de exhibición y a espacios no convencionales.

Actualmente, Rotundo además de presidir una organización que asimismo ha distribuido el buen cine –tanto nacional como extranjero- siendo considerada como la líder en Venezuela en esta materia, también ha llevado a cabo una labor de discusión referente a la realidad del medio cinematográfico nacional a través de su participación activa en el Foro del Cine Venezolano, instancia creada y conformada por representantes de diversos sectores, encargado de tratar, discutir e impulsar temas como los de la segunda reforma a la Ley de Cinematografía, vigente desde 1993, la amenaza de la censura o la creación de la Academia Venezolana de Cine, entre otros.

De tal manera que la condecoración a Bernardo Rotundo se suma así a la que han recibido también cineastas venezolanos de prestigio como Margot Benacerraf y Jacobo Penzo.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta