El rejuvenecimiento vaginal es una opción para las mujeres maduras y en etapas de postparto

0
299

El sistema laser puede tratar efectos del envejecimiento vaginal como la incontinencia urinaria leve, el síndrome de relajación vaginal, la atrofia vaginal y la cirugía ginecológica, entre otras.

 

Con los partos y la menopausia, en la mujer  van apareciendo de manera natural algunas condiciones que pueden afectar su calidad de vida, dado que los tejidos del piso pélvico comienzan a adelgazarse y a perder humedad hasta presentarse atróficos, cambios producidos fundamentalmente por el déficit hormonal de esta edad, perdiendo elasticidad y firmeza debido a la disminución de colágeno y elastina.

Dra. Doris Di Giammarco

 

La Dra. Doris Di Giammarco, egresada en pregrado de la Escuela Razetti de la Universidad Central de Venezuela, UCV y de postgrado en Ginecología de la Escuela Vargas de la misma universidad,  entrenada en laser ginecológico CO2 y Diodo, sostiene que la mujer no precisa tener ninguna patología. Son consecuencias de la edad.

Condiciones

Afirma que la mujer entre el pubis y el coxis no tiene ni un hueso, todo es músculo. Es lo que se llama piso pélvico.  “La vejiga, el útero, la vagina y el recto caen sobre  un colchón de músculos sostenidos por tejidos blandos. Un embarazo, un parto, los ejercicios, la presión intraabdominal, el estreñimiento, incluso, la gravedad de la bipedestación (estar parada) hace que la fascia ceda porque no nos enseñaron a trabajar esos músculos. Nadie nos dice cómo reforzar el piso pélvico”.

La Dra. Doris Di Giammarco, quien trabaja en el Centro Diagnóstico Docente, CDD Las Mercedes, dirigido por el Dr. Wilson Mourad, que se ha enfocado en la obtención de nuevas tecnologías para liderar en Venezuela y América Latina, apunta que la ciencia ha realizado aportes para abordar estas condiciones con un tratamiento mínimamente invasivo que se realiza sin incisiones ni sangrado.

Tecnología al servicio de la mujer

Se trata del sistema ginecológico “Gyn Laser”, con tecnología fraccional de láser CO2, una plataforma que combina la potencia fototérmica del laser de CO2 con la delicadeza necesaria en un área tan sensible como el interior de la vagina. “Es una solución eficaz, segura, sin riesgos ni efectos secundarios que mejora la calidad de vida de las mujeres en las que el embarazo, el parto o la menopausia han dejado su huella”.

Explica Di Giammarco, que el láser produce un efecto fototérmico controlado y preciso en la mucosa vaginal, promoviendo el engrosamiento de los tejidos de sostén y el aumento de las glándulas  responsables de la lubricación. Además, devuelve  la elasticidad natural al canal vaginal. “La energía laser fotoestimula (calienta) el tejido sin dañarlo y promueve la producción de un nuevo colágeno y elastina.

“Son unos dispositivos de laser que entran dentro de la vagina y disparan en 360 grados. Al asestar están llegando a todos los tejidos de sostén y el efecto fototérmico se expande. De hecho, el  primer día hay logros pero a los 120 días el resultado es mejor porque  tenemos nuevas fibras de colágeno que se empiezan a reproducir”, dice.

Los equipos Laser CO2 y Diodo son versátiles, tienen un patrón de impulsos aleatorios y aplicaciones en cirugía ginecológica, incontinencia urinaria femenina leve, en el síndrome de relajación vaginal, en la atrofia vaginal y en el rediseño de laser genital.

Di Giammarco sostiene que estos procedimientos laser CO2 y Diodo proporcionan una solución única al síndrome de relajación vaginal al estimular su tejido. Ayudan a la vagina a recuperar su estructura óptima y lubricación. “También son una herramienta poderosa para la cirugía genital cosmética y reconstructiva. Están indicados para procedimientos quirúrgicos de genitales externos como la labioplastia, vaginoplastia, blanqueamiento o cicatrices de parto, entre otros”.

Ofrecen una solución rápida, cómoda y eficaz para el síndrome leve y moderado de la incontinencia urinaria. Su atención es multidisciplinaria porque, además,  se le coloca plasma rico en plaquetas y fibrina a fin de que haya mayores factores de crecimiento. La especialista le aconsejará.  Indicará los ejercicios y contracciones que debe aprender, la forma de controlar el estreñimiento y la ingesta adecuada de agua.

También el prolapso, que es un descenso vaginal tiene su abordaje. Los prolapsos, según Di Giammarco, son quirúrgicos pero el prolapso 1, que es, prácticamente el comienzo de todo, se puede tratar con láser y evitar que progrese a cirugía. “Asimismo, la resequedad vaginal, que molesta en la vida sexual y ocurre porque el epitelio está adelgazado, con este procedimiento recupera la turgencia del epitelio y la lubricación retorna sin necesidad de hormonas”.

“Con el laser Diodo, apunta la ginecóloga, se pueden reparar los labios menores hipertróficos  que pueden incomodar a las mujeres. Además, de que estéticamente son desagradables. Es factible realizar una labioplastia sin siquiera un punto. También se tratan aquellas heridas o cortes que le hicieron durante el parto y está hundido o feo. Con la fibra óptica del Diodo se rellena la cicatriz y se lleva a su nivel”.

Beneficios para todas las edades

En Europa, Asia y Estados Unidos los procedimientos ginecológicos con laser tienen un repunte muy importante. Lo usan en pacientes que están saliendo de su cuarentena postparto y para reparar condiciones que molestan o simplemente por estética genital. También  en mujeres mayores con prolapsos e incontinencia evitando cirugías. En Venezuela, quienes lo emplean mayormente, son las mujeres maduras que se encuentran en la perimenopáusia o en la menopausia y sus tejidos han perdido elasticidad,  firmeza y lubricación.

En virtud de que se llama cirugía de rejuvenecimiento porque se le da nueva vida a los tejidos, este procedimiento viene a ser una solución estable y definitiva que lleva a la mujer a optimizar su calidad de vida, concluyó Di Giammarco.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta