El Socialismo en Nicaragua ya ha asesinado a 309 personas desde el inicio de las protestas

0
152
BTCClicks.com Banner

Continúa la sangrienta represión comandada por el gobierno de Daniel Ortega, y es que según las últimas cifras publicadas por la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), desde el 18 de abril, fecha en que iniciaron las duras protestas contra el socialismo nicaraguense, ya han sido asesinadas 309 personas, de los cuales 25 son menores de edad, y 122 no superan los 30 años.

Asimismo, la ANPDH reporta más de 1.500 heridos, 158 secuestrados por grupos paramilitares, 246 civiles excarcelados tras ser detenidos en las protestas y 20 policías liberados de manos de los manifestantes.

Estas cifras coinciden con las de otras organizaciones no gubernamentales, las cuales también indican que los asesinados por los colectivos sandinistas y las fuerzas de represión ascienden a los 300. Tan solo esta última semana, son 24 los asesinados.

“Miramos que la seguridad ciudadana como un derecho humano está en una profunda crisis, sin control… no hay voluntad política del Estado por respetar los derechos humanos de los nicaragüenses… Esperamos que el Estado tome conciencia de lo que está sucediendo, tiene que comprender que no es una isla y que debe presentar su justificación sobre todas estas muertes a la comunidad internacional”, dijo el secretario de ANPDH, Alvaro Leiva, en rueda de prensa.

En este sentido, Leiva llamó al ejército Nicaraguense a no permitir más asesinatos de la juventud de ese país y cumplir con su labor de protejer al pueblo. Además, también informó que han sido amenazados de muerte por el mismo gobierno, el cual no ha publicado cifras oficiales e indicando que se están defendiendo de supuestos grupos paramilitares financiados desde el extranjero.

Recordemos que Daniel Ortega, afiliado al Foro de Sao Paulo y fiel amigo de Nicolás Maduro, y en su momento de Chávez, gobernó el país por primera vez entre 1979 y 1990, en una gestión bastante polémica caracterizada por una fuerte carga ideológica socialista, incluyendo medidas que afectaron duramente la economía nicaraguense, y una violenta represión.

En 2007 regresó al poder prometiendo ser mucho más moderado en comparación a su primer gobierno, del cual la mayoría de los líderes sandinistas salió impune, y moderación que duró varios años, hasta que las protestas de los últimos días han sacado a relucir su verdadero rostro.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta