En China le prohiben a los ciudadanos con “pensamientos incorrectos que no amen al socialismo” donar semen y reproducirse

0
205
BTCClicks.com Banner

A pesar de la continua liberalización de la economía en China, a nivel político y social, el marxismo sigue marcando la pauta de manera radical, sobre todo para aquellos que según el Partido Comunista tienen “pensamientos desviados o incorrectos”

Y es que el Third Hospital de Pekín, uno de los mayores centros de Inseminación artificial del gigante asiático, coloca fuertes condiciones a aquellos que desean ser donantes de semen para transmitirle sus genes a las próximas generaciones de chinos, condiciones que van más allá de las que uno podría esperar en estos centros como las de una vida sana.

“Sólo los hombres con un amor permanente por la patria socialista podrán postularse“, indica la información del Third Hospital de Pekín, después de aclarar otras condiciones, como no padecer enfermedades heredables, infecciosas o mentales… “Debe tener buenos pensamientos ideológicos y amar a la patria socialista y apoyar a los líderes del Partido Comunista Chino”.

En resumen, si no se apoya al sistema comunista imperante en China, los ciudadanos no tienen el derecho de reproducirse, yendo incluso más allá de otros fuertes controles natales que tiene este país. Sin embargo, el marketing del sistema Chino que actualmente bombardea los medios de comunicación mundiales, y propaganda que se basa en los grandes avances tecnológicos que se están creando en China, no muestra los aspectos de una sociedad totalmente controlada por un sistema político que para llegar a donde está, sacrificó la vida de 60 millones de chinos por buena parte del siglo XX.

“China sigue siendo una terrorífica tiranía absolutamente controlada por el Partido Comunista, donde hasta hace poco estaba prohibido tener más de un hijo como ahora lo está tener más de dos -con aborto obligatorio en caso de infracción-, que encarcela a los disidentes, persigue a los cristianos y, en fin, está tan dominada por la ideología oficial que teme que los malos pensamientos se transmitan por el ADN… Los chinos lo tienen muy claro: si no eres comunista, no te reproduzcas. Afortunadamente, esta política no se refiere ahora, como lo era en tiempos de Mao, a recibir un tiro en la nuca y cobrarle la bala a la familia si uno tenía pensamientos incorrectos” argumenta el portal Actuall

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta