Entrevista a Roberto Rivas | Elecciones en pandemia, una mirada a Rep. Dominicana

0
338
BTCClicks.com Banner

En el marco de la crisis sanitaria global, a diferencia de la creencia popular el mundo no se ha detenido, en especial si miramos con atención a Suramérica. Recientemente vimos con asombro la realización de unos comicios presidenciales por parte de República Dominicana, para entender más de este proceso decidimos entrevistar a un colega, politólogo, Roberto Rivas Contreras.

Roberto, es venezolano, graduado de la Universidad Central de Venezuela y actualmente vive en República Dominicana, donde cursa además una maestría en ciencias políticas. Todo ello sin destacar su experiencia en el ámbito de la comunicación y campañas políticas

Sin más que agregar, les dejamos con la entrevista:

¿Quién es el nuevo presidente?

El nuevo presidente electo de la República Dominicana se llama Luis Abinader Corona, se ha adjudicado el cargo de la presidencia, luego de su segundo intento en campaña electoral porque lo intentó por vez primera en 2016, perdiendo frente a Danilo Medina del PLD. Anteriormente, Luis Abinader, fue coordinador o autoridad de campaña de Hipólito Mejía, en elecciones anteriores, por ejemplo, en 2012, en el que Danilo Medina ganó su primer periodo frente a Hipólito Mejía; el triunfo de Abinader marca el fin de una superioridad política del PLD desde 2004, convirtiendo al PRM, el Partido Revolucionario Moderno, en el nuevo partido de gobierno.

¿Qué propuestas trae junto a su nuevo gabinete?

Ya se ha rodado en las redes sociales, las designaciones que hará o que ha hecho, en materia de Defensa, Relaciones Exteriores, Banco Central, Finanzas, Planificación y Economía. Esas designaciones han tenido un respaldo popular y mediático, ya que deja por fuera a personas cuestionadas, por su credibilidad y confianza, como funcionarios del gobierno dominicano. Cabe destacar, que los gobernadores provinciales son designados por el Presidente de la República y en las 31 provincias más la capital del país, las nuevas gobernadoras serán mujeres, todas y eso le da un enfoque feminista a las designaciones.

¿Qué esperar de su política exterior? En especial en temas de interés regional, como es el caso Venezuela, El creciente flujo migratorio, el Crimen Organizado, Narcotráfico

Dada la configuración geopolítica y su posición en la economía continental, la República Dominicana depende muchísimo de Estados Unidos, por lo que, en los diferentes tableros internacionales, la República Dominicana procura jugar de manera amigable con la política exterior estadounidense, así son los tableros de la CELAC, OEA y CARICOM, organismos intergubernamentales en los que la República Dominicana es signataria y que desde el 2018, han tambaleado por su cercanía a la República Popular de China, pero donde sigue siendo preponderante la posición de influencia del gobierno norteamericano sobre la política exterior dominicana. Entonces se espera de la política exterior, que se mantenga ese comportamiento amigable con sus relaciones económicas y con la política exterior de Estados Unidos.

Desde el primer momento en que la República Dominicana pasó a presidir el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, como miembro no permanente, su política exterior respecto al caso específico de Venezuela, dado su interés regional, ha sido para la oposición venezolana o a favor de la oposición política venezolana, es decir, en el seno de la OEA y en el seno del Consejo de Seguridad, la República Dominicana tenía una postura crítica, disidente, con el gobierno venezolano y así lo ha expresado, con la votación, con el reconocimiento de Guaidó, con el reconocimiento de la presidencia interina y votando a favor de las resoluciones de la OEA, contrarias a Maduro. En materia específica, dentro de ese organismo, dentro de la OEA, no tengo mayores detalles, pero se que están allí y la política exterior dominicana respecto a Venezuela ha variado drásticamente, de favorecer al gobierno de Nicolás Maduro en 2017 a ir en contra de él a mediados del 2018.

En la frontera terrestre dominicana, solamente aplica el caso de Haití y el flujo migratorio es un problema histórico, dado el desarrollo económico diferente que tiene la República Dominicana respecto a Haití, la entrada de ciudadanos haitianos es superior al número de salidas de nacionales dominicanos hacia Haití, o de la salida de ciudadanos haitianos de territorio dominicano, eso quiere decir, que buena parte del flujo migratorio que entra en la República Dominicana se queda acá, en el sector informal de la economía, en el sector hotelero, en el sector construcción, generando grandes problemas de control migratorio y de regularización de los ciudadanos que entran. Desde 2015-2016, la entrada de venezolanos ha sido otro de los flujos migratorios más importantes, dada la crisis venezolana y que han entrado acá por la vía aérea naturalmente. Respecto al crimen organizado, la República Dominicana ha sido catalogada como la segunda República o el segundo país con mayor corrupción en América Latina, la operación del crimen organizado, es muy elevada acá en la República Dominicana, lavado de dinero, narcotráfico.

¿Qué experiencia recoger de este importante proceso en el marco del covid-19?

Más allá de las pautas normativas de la Organización Mundial de la Salud, más allá de las recomendaciones clínicas y sanitarias, más allá de la expectativa popular, la campaña electoral en la República Dominicana transcurrió con una normalidad entre comillas particular, porque no dejaron de hacerse caravanas, no dejaron de hacerse concentraciones, no dejaron de hacerse mítines, no dejaron de hacerse congregaciones o aglomeraciones públicas. Las candidaturas municipales para las elecciones de marzo y las candidaturas a diputado, a senador, congresuales y las candidaturas presidenciales se llevaron a cabo poniendo énfasis en la campaña digital pero eso no significa que haya sido el único medio, todos los candidatos salieron, el evento electoral transcurrió con una normalidad importantísima, se convirtió en el primer país en realizar elecciones en el 2020, en el marco de la pandemia, pero en los intestinos, en el interior de la campaña por supuesto que se tomaban medidas, prevenciones y cuidados, pero la Junta Central Electoral o la autoridad electoral Dominicana no puso problemas para ningún tipo de actividades que violan las pautas normativas de distanciamiento social, por ejemplo, por lo que fue una campaña electoral con elementos de tierra y movilizaciones como si no hubiera sucedido nada, al menos esa es la perspectiva y la percepción que tengo, por supuesto que no en los porcentajes o en los niveles que se registran en una campaña electoral sin pandemia, pero tampoco podría decirse que estuvo muy controlado el asunto del distanciamiento social, no fue así.

También te recomendamos leer, el siguiente artículo de nuestro entrevistado (Pag. 22)

https://www.linkedin.com/posts/roberto-josé-rivas-contreras_revista-dda-14-mayo-2020-demo-amlat-activity-6663067443243597824-2sVM

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta