Estados Unidos contra el mundo: No satisfecho con China, se inicia la...

Estados Unidos contra el mundo: No satisfecho con China, se inicia la guerra comercial contra Europa

0
57
BTCClicks.com Banner

A inicios de este año, el polémico presidente Donald Trump inició una fuerte campaña proteccionista en la economía estadounidense, amenazando con colocar fuertes aranceles a China, objetivo que logró entre abril y mayo de este año. Sin embargo, la ofensiva para dificultar la entrada de productos foráneos tuvo otro empujón al también ordenar la implementación de fuertes aranceles al acero, aluminio, y vehículos provenientes de la Unión Europea.

Si “los aranceles y las barreras comerciales impuestas desde hace largo tiempo a Estados Unidos, sus grandes empresas y trabajadores por la Unión Europea (…) no se levantan rápidamente, impondremos un arancel de 20% a todos los automóviles que lleguen a Estados Unidos que hayan sido construidos allí”, tuiteó el mandatario.

Según Trump, estas medidas se deben a que la Unión Europea siempre ha impuesto trabas a la entrada de productos estadounidenses, lo que no fue recíproco a la presunta buena actitud comercial que siempre Estados Unidos tuvo con los productos europeos.

Por ello, Trump ordenó esa medida, a la que la UE respondió con aranceles a jeans, tabaco, y otros productos.

A esto se le suma que Canadá también anunció imponer medidas debido a los desacuerdos ocurridos en la última reunión del G7.

“Y aumenta los temores de una guerra comercial de alcance mundial, en plena tensión entre Estados Unidos y China. “Trump abrió dos frentes y los dos podrían conocer una escalada que acabe fuera de control”, dijo a la AFP John Ferguson, experto del Economist Intelligence Unit”.

Los especialistas indican que esta guerra comercial podría traer graves problemas para la economía mundial y para los grandes mercados financieros. Sin embargo, también se ha indicado que en las medidas proteccionistas de Trump, Estados Unidos podría perder menos de lo que perderá China y la Unión Europea, quienes siguen teniendo gran dependencia del gigante americano al ser este su mayor mercado.

En cambio, Estados Unidos asegura que frenar un poco la importación desde estos países, motivará el crecimiento de la industria, la creación de empleos, y fomentará la repatriación de muchas industrias estadounidenses que fueron extranjerizadas en las últimas décadas.

Sin embargo, estas medidas tienen dos impactos negativos de importancia: primero, el encarecimiento de los productos importados, y segundo, un probable aumento de la inflación ya que los costes de producción serán más costosos en los Estados Unidos por el tiempo que tarden las empresas en regresar sus industrias al país.

Un movimiento interesante de Trump, que puede traer efectos positivos para la economía estadounidense, pero que sin duda golpearán la economía mundial al corto plazo.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta