Gringo: Se busca Vivo o Muerto (O una Comedia Negra con demasiada mezcla)

0
385
BTCClicks.com Banner

Harold Soyinka (David Oyelowo) es el ejemplar representante de una compañía farmacéutica que esta en plena campaña para revolucionar el mercado de las medicinas aprovechando la legalización del consumo de Marihuana. O esto es lo que piensa Harold, quien tiene como jefes a Richard Rusk (Joel Edgerton), un despreciable hombre de negocios con una actitud insoportable y Elaine Markinson (Charlize Theron), una Femme-Fatale que esta dispuesta a usar cualquier método para mejorar su posición dentro de la empresa. Este par tiene negocios con un jefe del narcotrafico en México, quien no pone nada fácil la situación a este par. Y Harold, en medio de este asunto, se sumerge en una lucha entre cartel y compañía, acompañado de un caos lleno de balas, confusiones, sangre y mucho humor negro.

Nash Edgerton, hermano del acto Joel Edgerton, nos presenta su segundo trabajo en la dirección de una cinta (The Square, 2008), y definitivamente, aunque no es la mejor película del 2018, sale bien librado en el intento.

Una cinta que es una mezcla (muy caótica por momentos) de referencias al cine de los hermanos Cohen, entre otros, se salva por dos pilares muy fuertes que la sostienen, un Nash muy afortunado en la dirección (tomando en cuenta que los guionista, con su guion lleno de situaciones descabelladas en momentos poco afortunados, alargando la película en un montón de situaciones absurdas) y unos actores que, increíblemente, entendieron que se buscada de ellos en esta producción.

David Oleyowo y Charlize Theron están inmensos cada uno en su papel. Oleyowo sin duda es uno de los actores que promete convertirse en un indispensable de la industria, mientras que Theron nos demuestra una vez mas que puede verse cómoda en cualquier papel que le den. En esta oportunidad, su actuación se ve acompañado por un considerable sexualización de su apariencia (lo cual, sinceramente, no nos molesta en nada), lo cual la convierte en toda una devoradora de hombres.

Lamentablemente, no todo es bueno en la actuación, y es que Joel Edgerton realmente no se siente cómodo en el trayecto de la cinta, y va perdiendo fuerza a medida que se acerca el final, terminando su participación casi de manera desapercibida. Otros, como Amanda Seyfried y Thandie Newton sencillamente con no aparecer en la cinta, no se perdían de nada. Sus papeles son totalmente innecesarios.

Una película que se puede ver, y se puede disfrutar, eso si, sin buscar una coherencia en toda la trama, para evitar un fuerte dolor de cabeza. De el 1 al 10, la película se lleva un seis. Un gringo que divierte pero no termina de enamorar, así es todo

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta