La elefante Ruperta fallece consecuencia de su desnutrición y luego de una agonía de 2 años viviendo en condiciones precarias

0
535
BTCClicks.com Banner

Hace algunos meses publicamos por este mismo medio la grave situación que atravesaban los pobres animales en los Zoológicos venezolanos, entre los cuales ya habían fallecido varios de ellos debido a cuadros de desnutrición severa. En este sentido, el ícono del Zoológico de Caricuao, la elefante Ruperta, ya desde hace dos años venía padeciendo los síntomas de la falta de una alimentación adecuada para su envergadura.

Y es que la única especimen de Elefante Blanco que había en el país, necesitaba consumir diariamente 150 kilogramos de legumbres, que obviamente no podían ser proporcionadas por los trabajadores del zoológico, quienes manifestaron en diversas oportunidades no recibir los aportes necesarios para la manutención de Ruperta y del resto de animales del parque.

Y todo esto a pesar de los llamados de ayuda emitidos por los venezolanos preocupados por la situación de la elefante, quienes incluso realizaron varias recolectas de alimentos para salvar al animal, comida que fue rechazada por los mismos directores del zoológico.

El caso de Ruperta se volvió viral el año pasado, hasta el punto que varios zoológicos del mundo se ofrecieron a su traslado y rescate, ofertas que también fueron rechazadas por el gobierno nacional.

La representante del sindicato del Instituto Nacional de Parques (Inparques), Marlene Sifontes, indicó en aquel momento que “Ruperta presenta un cuadro de desnutrición, como consecuencia de la mala alimentación. No hay variedad de comida, solo estaba consumiendo auyama y lechoza. Desde hace varios meses que al parque no llega heno ni alimentos concentrados”.

La Ecologista y defensora de los animales Jarvith López, en exclusiva para Arepa Digital, también se expresó en aquel momento sobre el hecho, y sobre la recolecta realizada para ruperta, la cual fue rechazada:

“La situación de los zoológicos debe ser un tema de interés nacional, que va más allá de la posición política. Es cuestión de humanidad, la cual se vio reflejada el día de ayer 26/03/2017 cuando un grupo de voluntarios se  acercaron a las instalaciones del Zoológico de Caricuao, con el fin de aportar su granito de arena para la alimentación de Ruperta, intentando entregar el  resultado de la recolección de alimentos como zanahoria, auyama, lechosa,  cambur, naranja, piña y acelgas.

Dichos donativos no fueron aceptados por las autoridades del parque y fue restringido el acceso al mismo con asistencia de la Guardia Nacional, supuestamente “por la seguridad de los animales”

Si bien es cierto que existen “personas” que envenenan a los animales a través de los alimentos, no hay que generalizar, también existen otras de buen corazón que buscan ayudar a los animales tanto como si fuesen humanos”.

Por ello, y a pesar de todos los esfuerzos de difusión, la elefante más querida por los venezolanos murió este 12 de junio consecuencia de la grave desnutrición que la afectaba, a sus 48 años. Y es que la semana pasada los trabajadores del zoológico presentían lo peor debido a un desmayo que tuvo el animal por su triste condición, caída que le ocasionó graves lesiones de las cuales no se pudo recuperar.

Cabe destacar que el ministro de ecosocialismo y aguas Ramón Velásquez, indicó que este tipo de animales viven entre 17 y 30 años, asegurando además que siempre fue muy bien atendida y alimentada.

Sin embargo, expertos en la especie aseguran que en realidad, la expectativa de vida de los Elefantes Blancos es superior a los 60 años, agregando que aquellos en cautiverio generalmente mueren antes de esa edad por obesidad, estado muy lejano al cual se encontraba Ruperta, y el cual las imágenes que desde hace 2 años recorrían al mundo, mostraban su verdadero estado de salud.

Por último, la dejadez del gobierno nacional en relación a este caso es una lamentable muestra de la calidad humana de la élite gubernamental y un reflejo de la crisis en la cual sumergieron a Venezuela.

“Ruperta se convirtió en un símbolo porque representó la lucha por la supervivencia en un país en donde todos estamos tan cercados como lo estaba ella. Hoy finalmente descansa de su agonía” indicó la twittera Mónica Corrales

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta