La estafa de la emisión de dinero

0
509
BTCClicks.com Banner

“Es evidente que la gente no entiende el sistema monetario y bancario, porque si lo entendiese, creo que habría una revolución mañana por la mañana” Henry Ford

Abril termina como un mes bastante duro para todos los países, no solo por las muertes a causa de la pandemia, sino también por las cifras de desempleo y la paralización de la economía. Algunos gobiernos han presentado planes de ayudas y paquetes económicos a la población y a las empresas, sin embargo, esta no es la solución real para las personas que más lo necesitan y en el largo plazo, más bien las perjudicarán. Ni los gobiernos ni el sistema monetario actual van a poder resolver esta crisis económica y es fundamental entender cómo funciona el sistema monetario actual, cómo se crea el dinero y por qué no podemos refugiarnos en él.

¿Cómo se crea el dinero?

Cuando el gobierno necesita dinero o aprueba “paquetes económicos” le dice al banco central que necesita un monto, por ejemplo, 10 billones de dólares. El banco central responde que sí y que comprarán “bonos del gobierno”. El gobierno toma estos bonos, que en verdad son papel, los llama “bonos del tesoro” y los envía al banco central. Luego, le ponen otro sello a este papel, pero ahora se llaman “billetes de la reserva federal” (en Estados Unidos, por ejemplo) y tienen el valor de los 10 billones de dólares que pidieron. El banco central toma estos billetes y los canjea por los bonos. Una vez hecho este intercambio, el gobierno toma todos esos billetes y los deposita en una cuenta bancaria: este dinero va a las reservas de los bancos. Tras este depósito, los billetes de los bancos se convierten oficialmente en moneda de curso legal.

Todo este proceso es para tener una idea generalizada, pero la verdad es que esto ocurre de forma electrónica sin usar papel alguno. De hecho, solo el 3% del dinero en Estados Unidos existe físicamente en billetes y monedas. El otro 97% básicamente existe solo a nivel digital. Todo el dinero que han estado “imprimiendo” estas últimas semanas en verdad no existe físicamente y lo más probable es que nunca existirá: se necesitarían años para imprimir toda esa cantidad.

No obstante, vale la pena resaltar que la banca privada también tiene un protagonismo importante en la emisión de dinero sin respaldo a través del sistema crediticio con lo que se conoce como reserva fraccionaria que, de hecho, mucho de este dinero ni siquiera va a la economía productiva, sino que se queda en los mercados especulativos.

Entonces, ¿en qué se basa la moneda? En deuda. Una deuda es un compromiso de pago que adquirimos ahora para pagar en un futuro. Estos bonos del gobierno son instrumentos de deuda y cuando los bancos centrales adquieren esos bonos con dinero creado de la nada, el gobierno está prometiendo devolver ese dinero al banco central en forma de impuestos. Con cada dólar que se emite, se necesitan dos para poder pagarlo.

El problema avanza, ya que en realidad los bancos no pagan los préstamos por este dinero porque si lo hicieran, ningún dinero adicional sería creado. Si la oferta y la demanda de dinero en la economía fuera orgánica y creciera de acuerdo con las necesidades de ésta tendríamos una estabilidad y un desarrollo económico reales. El valor de divisas como el dólar o el euro se basan en la confianza que tienen las personas de que eso tiene un valor, pero está basado en deuda y al ser tan sencilla su emisión, pierde valor.

¿Cómo afecta esto a las personas?

La emisión de dinero sin respaldo y en proporciones titánicas como las actuales afecta a las personas con inflación. El salario que recibes realmente no protege tu capacidad de compra ni mantiene su valor en el tiempo. Pierdes el tiempo y esfuerzo empleado en realizar tu trabajo porque los bancos centrales pueden crear esta forma de dinero a su antojo y son las generaciones venideras la promesa de pago de esa deuda. Así que cada vez se crea una burbuja más grande y eventualmente va a explotar porque es una situación insostenible en el tiempo y cuando esto suceda, ya va a ser muy tarde para intentar tener una posición en el mercado.

¿Qué puedes hacer para proteger tu poder de compra, tu capacidad de ahorro o para prepararte para la crisis?

Posibles soluciones para la crisis

En primer lugar, la educación, la formación, la investigación y el desarrollo de un pensamiento crítico siempre van a ser los mejores aliados. Saber realmente cómo funciona la economía, los mercados, sus ciclos, las criptomonedas; cuál es tu situación actual, cómo puedes resolver tus problemas económicos y qué estrategias utilizar. Hay mucha información disponible y gratuita con alto valor y que ciertamente pueden ayudarte.

En segundo lugar, la diversificación. No apostar ni depender enteramente de una sola entrada de dinero. Mientras más diversificado estés, mejor vas a poder afrontar una crisis. Toda esta situación es la oportunidad perfecta para buscar tener una independencia real, para emprender un negocio, para innovar, solo o en conjunto con otras personas que también puedan aportar. La idea es llegar a una libertad financiera y la puedes encontrar a través del espacio cripto. Para el mundo al que vamos hay que generar un flujo de caja diversificado y que no dependa de terceros.

Esta es una oportunidad para empezar a hacer un trabajo que tenga un significado y un impacto real en tu vida y en la de otras personas. No es lo mismo trabajar por necesidad y depender de ayudas que trabajar con un propósito. Venimos de un sistema educativo y financiero que nos hace pensar que todos somos iguales cuando la realidad es que cada persona es distinta y se desarrolla mejor en un ámbito específico.

Otra solución es la implementación de una estrategia de ahorro e inversión en activos deflacionarios como el Bitcoin o los metales. Al entender el sistema monetario actual y que las personas no tienen control sobre su dinero es cuando sabemos que es la elección más lógica.

Bitcoin da a sus usuarios libertad y autonomía de su dinero, ya que es inconfiscable. Es muy fácil de guardar y movilizar, te permite hacer pagos transfronterizos e instantáneos. Asimismo, la minería de Bitcoin es una de las pocas industrias que no ha parado a pesar de la pandemia porque no requiere una presencia humana. Entonces, desarrolla tu emprendimiento y recibe pagos en Bitcoin o criptomonedas.

Al ser conscientes de que cada uno es responsable de su salud y sus finanzas y que esta es la oportunidad perfecta para hacer un cambio en tu vida hacia una autonomía real te digo que en este momento el mayor riesgo es no tomar ninguno. Si crees que es un riesgo invertir en activos o en Bitcoin, el mayor riesgo será no investigar y no invertir en nada. Esto es un llamado a la acción, a preservar el tiempo que le dedicas a tu trabajo, a lo que tienes ahorrado, a que no pierdas la capacidad de compra que tienes con tu moneda local.  La fórmula inevitable para fracasar es no tomar riesgos y seguir esperando que el gobierno te rescate con un cheque o pensar que al retirarte podrás vivir cómodamente de tu pensión. De todas las soluciones dadas, por cuál decidirías iniciar para dar el primer paso para tu independencia financiera.

Por: Carla Torreiro Rondón
Licenciada en Idiomas Modernos, Docente y Traductora. Investigadora de las criptomonedas, la tecnología blockchain y las finanzas personales.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta