La fortaleza de los lazos débiles

0
108
BTCClicks.com Banner

Muchos de los mejores trabajos que logramos en la vida se obtienen a través de contactos. Sin embargo, aunque resulte contraintuitivo, los contactos menos íntimos, los lazos más débiles, son los que proporcionan las mejores oportunidades.

Esto lo constató  el sociólogo norteamericano Mark Granovetter en 1973, en lo que vino a llamar la “fortaleza de los lazos débiles”.

Granovetter estudió la estructura de la red social de quienes tenían un buen trabajo. Lo que descubrió es que los mejores trabajos proceden de contactos personales, sí, pero distantes, como viejos conocidos de la universidad o colegas de un trabajo anterior.

Estudios más recientes que se han basado en el registro de millones de teléfonos móviles, respaldan la tesis de Granovetter: los lazos más importantes, muchas veces, son los más débiles. Del mismo modo lo señala el economista británico Tim Harford en su libro El poder del desorden. En retrospectiva, este hallazgo aparentemente paradójico es obvio. En una camarilla todos se conocen y se contarán los mismos chismorreos. Pero cuanto más periférico sea el contacto, más probabilidades habrá de que cuente algo nuevo.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta