“La señal de Jesús”: La estatua de Cristo más alta del mundo también envía señal de Wi-Fi

0
184
BTCClicks.com Banner

La estatua de Jesucristo en la localidad Polaca de Świebodzin, no solamente cuenta con el record de ser el monumento en honor al principal símbolo del cristianismo más alto del mundo, superando por 6 metros a la más famosa estatua del Cristo Redentor en Río de Janeiro, sino que además, en su corona, se escondía un dispositivo que enviaba señal de Wi-Fi a los habitantes de la población, quienes de manera jocosa, la bautizaron como “La Señal de Jesús”.

La estatua fue construida con fondos de los mismos pobladores de Świebodzin, recordando que Polonia es uno de los países europeos que más se apega a las tradiciones cristianas. En este sentido, los habitantes se dieron cuenta que una misteriosa señal de Wi-Fi de gran potencia se hacía más fuerte a medida que se estaba más cerca de la estatua.

Empezó la controversia. Un equipo de investigadores y periodistas investigó durante varios días el hecho, hasta que se reveló que una empresa de internet local había colocado las antenas en la corona bajo petición del Sacerdote de la parroquia, quien antes de morir, había cerrado un trato con la operadora.

“Una fuente anónima que dice ser parte de una operadora de internet local le dijo a Fakt 24 que las antenas fueron una petición del ahora difunto sacerdote, mismo que ordenó la construcción de la estatua. Dijeron también que la razón fue que la iglesia necesitaba una red para su sistema de vigilancia, y que fue un contrato completamente legal…

Esta señal también se envía a otros clientes en los alrededores, pero la fuente anónima no reveló su nombre, ni la compañía que provee el servicio divino”.

Sin embargo, la polémica se abrió dentro del poblado debido a que muchos consideran que es una profanación y una burla a la figura más importante de occidente (además que muy probablemente posea clave). Aparentemente, las antenas tenían ya varios años en funcionamiento, antes de ser descubiertas hace pocos días. A lo largo de los años los habitantes nunca supieron la fuente de la misteriosa señal.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta