La tecnología te da las herramientas para que descubras el engaño y la traición de tu pareja

0
195
BTCClicks.com Banner

Sin duda alguna el internet representó una revolución en las comunicaciones humanas a tal punto que incluso hoy no tenemos plena consciencia del salto que representó esta interconexión mundial.

Pasamos en tan solo un siglo del envío de correspondencia a través de carruajes y barcos de vapor que duraban días e incluso semanas de travesía para llegar a su destino, a comunicarnos con cualquier persona que tenga acceso a internet, sin importar las distancias ni los continentes, en tan solo segundos.

Pero con este salto tecnológico, también evolucionaron las técnicas de rastreo. Antes, las cartas eran interceptadas por bandidos a caballo. Ahora, este trabajo es para los hackers. Personas especializadas en informática, capaces de interceptar correos electrónicos y bases de datos encriptadas.

Con la aparición de las redes sociales y aplicaciones de chat como Whatsapp, conocer las conversaciones ajenas se ha convertido en una prioridad para muchos.

Y es que seamos sinceros, ¿A quién no le ha llamado la atención saber que opinan de ti tus compañeros de trabajo, o rastrear el celular de tu pareja para confirmar o despejar sospechas? En estos tiempos, todos somos espiados, y todos espiamos, de una u otra manera.

El último caso, el del amor, es bastante complejo. Muchos psicólogos han estudiado el tema. Las inseguridades, los problemas, y el temor a ser engañado lleva a millones de hombres y mujeres, a rastrear la actividad de su esposo o esposa.

Las técnicas son muy diversas. Una de las más populares es el “Stalkeo”, palabra que el español tomó del inglés, y que significa acechar, acosar, “seguir sigilosamente”.

Básicamente trata de ese chequeo constante de las redes sociales del “objetivo” a quien se quiere desenmascarar. Ver quien le dio like a sus publicaciones, quien le comenta, y si el “objetivo” responde a estos comentarios con alguna palabra o emoticón particular que indique una relación “más que cercana”.

Algunas personas desarrollan un nivel de “stalkeo” tan elevado que llegan al punto de crear perfiles falsos para agregar a sus objetivos y conocer todos sus pasos en las redes.  La conocida Kendall Jenner confesó que ella espía a sus exnovios de esa manera.

Y este es solo una de las técnicas “para principiantes” en el tema del rastreo.  Actualmente, existen diversos métodos y herramientas para realizar este trabajo, no tan ético, pero para algunos, necesario.

Y lo mejor es que ya no se necesita ser un experto en códigos complejos y criptografía para monitorear las actividades en línea de tu sospechoso amado.

Existen diversas aplicaciones que facilitan el rastreo de dispositivos de comunicaciones. Estas apps extraen la información importante de forma remota: llamadas, mensajes, conversaciones en Whatsapp, contactos registrados, grupos, y por supuesto, la ubicación geográfica. Todo de manera sencilla y sin el riesgo de ser descubiertos.

Incluso algunas permiten escuchar llamadas en tiempo real, al mejor estilo de James Bond.

No obstante, algunos preferirán la vieja escuela, tomar un taxi, y seguir a su pareja para capturarla in-fraganti. Y es que los avances tecnológicos no reemplazarán la adrenalina de descubrir en persona el engaño y la triste traición

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta