Llega la impresión 3D líquida, una gran evolución de la impresión 3D tradicional

0
258

Si de por sí, la impresión en 3D ha sido toda una revolución en los últimos años, la impresión en 3D líquida será una evolución de la revolución. Un sistema que hará que este tipo de impresiones pase de horas a solo minutos.

La impresión 3D líquida tiene un proceso simple: se realiza mediante un inyector en un cubo relleno de un gel, lo que permite crear objetos más voluminosos fácilmente. Además, las piezas resultantes pueden tener mayor calidad.

La técnica fue desarrollada por una compañía californiana llamada Carbon3D. Bajo el nombre de Continuous Liquid Interface Production (CLIP), el sistema utiliza unas resinas líquidas en las que sumerge el material para imprimir el objeto final.

Utiliza un proyector láser que, en combinación con el oxígeno, es capaz de esculpir el objeto dentro del propio líquido y de forma mucho más rápida que la técnica utilizada hasta ahora, entre 25 y 100 veces más rápido.

La impresora Carbon3D utiliza una reacción fotoquímica controlada y dirigida que hace que la resina líquida se solidifique con una forma concreta tras aplicarle luz y oxígeno. Este proceso le permite además imprimir un objeto en 3D de una vez, y no capa a capa, como ocurre hasta ahora.

Este sistema permite imprimir también objetos mucho más finos, de solo micras de grosor, y además con una calidad mayor, con acabados más compactos y sin poros. “Esta tecnología permite la fabricación de un objeto polimérico 3D en cuestión de minutos u horas en lugar de días, lo que abre la puerta a los stents coronarios personalizados, implantes dentales o prótesis impresas bajo demanda en un entorno médico”, explica Joseph DeSimone, creador de la nueva impresora.

Se estima que para el 2020 este tipo de tecnología estará masificada.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta