Organizaciones para la salud en Venezuela exigen a la OPS denunciar la grave crisis humanitaria que sufre el país

0
194

La apertura de un canal humanitario que permita la importación de medicinas a Venezuela, así como la reaparición de enfermedades que habían sido erradicadas en el país, fueron las denuncias presentadas por profesionales de la medicina venezolana, frente a la sede de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Caracas.

Luisángela Correa, médico cirujano y miembro de la nueva Alianza Venezolana por la Salud (AVS),  confirmó la existencia de epidemias de sarampión, malaria, difteria y fiebre amarilla, registradas en Bolívar principalmente, aunque hay varios casos aislados en Anzoátegui y Monagas. Asimismo, afirmó que las autoridades competentes no brindan la atención oportuna ni la cobertura en vacunación, necesaria para la prevención de estas enfermedades.

Tenemos un secuestro de la información epidemiológica. No se han difundido las alarmas. La población está en completo desconocimiento sobre lo que está pasando. Son enfermedades graves que registran cifras de mortalidad importantes y no se han realizado las medidas que se necesitan”.

Agregó que la Alianza Venezolana por la Salud, presentó una carta al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, exigiendo que se considere la ayuda humanitaria para Venezuela, en vista de la crisis social generada por políticas gubernamentales desacertadas.

Llamamos a la OPS a que se pronuncie. Que haga lo que no está haciendo el Ministerio para la Salud. Que no nos den la espalda, que nos apoyen. Si no actuamos exponemos a toda la población a graves enfermedades”.

 

Por su parte,  Adelsa Betancourt, antigua jefe del Programa de Vacunas diseñado por el Ministerio para la Salud, y miembro de la AVS, señaló que se mantendrán en protesta hasta que sea escuchada por entes internacionales, la situación de Venezuela en materia de salud.

Durante el año 2016 y 2017 se suman 423 o más casos de difteria. En cuanto al sarampión, representa un gran peligro para los venezolanos ya que su transmisión es por estornudos, tos o contacto directo con el virus, lo que hace su propagación mucho más rápida”.

En este punto, resaltó que para el 12 de septiembre ya se contabilizaban 8 casos de sarampión, y una semana después, el Ministerio para la Salud anunció 38 casos confirmados. “Pueden ser más porque no todo el mundo acude al médico”. Agregó.

El alto nivel de desnutrición provocado por la fuerte escasez de alimentos es otro factor determinante en el tratamiento de los pacientes, en su mayoría niños, que padecen alguna epidemia.

Hizo un llamado a todos los entes de salud en el país para trabajar en la difusión de información sobre las epidemias, así como en las comunidades para evitar la diseminación de los virus.  “Los niveles de desnutrición en Venezuela complementan los casos de epidemias y han producido la muerte de pacientes, en su mayoría niños”.

 

Recomendó a los padres venezolanos asistir a los puestos de vacunación y exigir la colocación de vacunas como trivalente o triple viral para reforzar las defensas de los infantes y de ellos mismos.

Lamentablemente existen grandes fallas, no solo en vacunas, sino en la distribución de medicamentos, atención y utensilios, lo que hace a la población mucho más susceptible. También, la falta de divisas a los laboratorios privados impide la adquisición de vacunas y cualquier otro requerimiento medico en el país”.

En cuanto a la desnutrición, la doctora Betancourt afirmó que en el último análisis  las cifras superaron el 20 por ciento en todo el país y con niveles graves. Añadió que se están realizando estudios para revelar el estado actual de esa cifra.

Indicó que otra enfermedad con fuerte repunte en el país es la escabiosis, provocada por la falta de agua en algunas comunidades y la escasez de productos para higiene personal. “El Estado no está garantizando las condiciones necesarias para prevenir este tipo de enfermedades”.

Carolina Uzcátegui, presidente del Colegio de Bioanalistas del estado Vargas, presente en la manifestación, exigió la apertura del canal humanitario para que lleguen a Venezuela los medicamentos y reactivos necesarios para la atención de los pacientes.

En el estado Vargas, aproximadamente el 80 por ciento de los laboratorios públicos están paralizados. Se han dejado de realizar pruebas muy importantes para pacientes que viven en terapia intensiva. Exigimos al gobierno que salde las cuentas con los entes privados y otorgue las divisas necesarias para importar los reactivos necesarios”.

Un punto en el que coincidieron estas profesionales de la medicina en Venezuela, fue el llamado a todos los que conforman el gremio de la salud, y a todos los venezolanos a que se unan y salgan todos los días a las calles a luchar por los pacientes, a luchar por Venezuela.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta