Para el 2025, la guerra “civil” en Francia será inevitable: Franceses contra musulmanes

0
242

Por: Pedro Zaraza

El debate sobre la inmigración musulmana se abrió de nuevo esta semana debido a que un refugiado sirio atacó con un martillo a un policía en Notre-Dame al grito de “El Islam conquistará Francia”. Y es que el 12% de la población en el país de Juana de Arco tiene origen musulmán, y se espera que para el 2025, esta alcance el 30%, un tercio del país. ¿La derrota de Le Pen le costará caro a Francia?

De hecho, en las pasadas elecciones presidenciales del 7 de mayo, ya se notó la influencia del voto musulmán, debido a que al menos 4 millones de franceses votaron en contra de Le Pen número que nos indica el creciente poder que ha tomado este sector, capaz de influir nada más y nada menos, que la elección del máximo representante del ejecutivo Francés.

En un principio, para los progresistas esto representa una muestra del “multiculturalismo” europeista, el cual le ha abierto las puertas no a miles, sino a millones de musulmanes al viejo continente. Sin embargo, cifras de los organismos de inteligencia europeos afirman que al menos el 10% de los musulmanes apoyan la guerra santa contra los infieles, bandera llevada actualmente por ISIS, y el 1% estaría dispuesto a sacrificar su vida o irse a las armas por el Islam.

De casi 50 millones de musulmanes en Europa, hablamos de 500 mil potenciales terroristas, un ejército completo.

Sin embargo, el foco en Europa Occidental es sin duda Francia (con el perdón de Alemania) nación que tiene unos 8 millones de musulmanes dentro de sus fronteras, la gran mayoría recién llegada desde hace apenas unos 5 años, cuando la política de fronteras abiertas dio pie a que millones de refugiados entraran sin control. Estos 8 millones representan un 12-13% de la población total francesa, lo que en poco más de 10 años, de continuar este crecimiento, se convertirá en un 30%.

Ya en París se han manifestado agrupaciones de musulmanes que desean implementar la ley sharia y las costumbres islámicas en Francia. Un 30% de población musulmana creará un serio desbalance en algo más de una década, lo que sin duda dará pie a una guerra “civil” latente entre los seguidores de Alá, y la Francia católica.

Le Pen pudo haber sido el freno necesario en un momento en el cual aún no se ha llegado al punto de no retorno. Quedará saber si el progresismo francés continuará caminando felizmente hasta la horca, o por el contrario, detendrá el suicidio de una nación con tanta historia y cultura como lo es la francesa.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta