¿Peligro para el mundo? Las ideas socialistas en Estados Unidos siguen creciendo de la mano de Sanders y Ocasio Cortez

0
365
BTCClicks.com Banner

La llegada de Trump al poder ha levantado muchas pasiones en Estados Unidos. Y es que su elección es un contrapeso al creciente número de jóvenes que apoyan ciertas ideas consideradas socialistas, o que al menos están en contra del espíritu empresarial tradicional estadounidense como: mayores impuestos a los más ricos, exaltación de personajes como el Ché Guevara, Fidel Castro, ideología de género, distribución de la riqueza, entre otras.

Ideas impulsadas por una poderosa ala izquierda de los demócratas liderada por el pre-candidato presidencial Bernie Sanders, y la congresista Alexandria Ocasio Cortez entre otros.

De hecho, el tema de mayores impuestos para los ricos y la “justa distribución de la riqueza” son dos aspectos que han cubierto los medios de comunicación de la primera potencia mundial. Según los demócratas, estas medidas son necesarias para promover una amplia cobertura de salud gratuita al igual que la creación de un sistema de universidades gratis.

No obstante, y a pesar que estas razones no parezcan del todo negativas, otros líderes políticos piensan que puedan ser los primeros pasos para una radicalización de las ideas socialistas en un país conocido por sus libertades y su amplio sector privado.

Para lograr esto, Alexandria Ocasio Cortez, la gran ídolo de la juventud que simpatiza con el socialismo, planteó impuestos de hasta el 70% al sector privado (actualmente los máximos están en 37%). Por el contrario, Trump y los Republicanos han intentado bajar los impuestos para promover el crecimiento de la economía evidenciado en los últimos meses.

El gran problema es que estos argumentos “anti-ricos” esgrimidos por este tipo de personajes, generalmente terminan afectando mucho más a la clase media, corazón de las naciones actuales.

A pesar de la amplia cantidad de memes en redes sociales en contra de Sanders y Ocasio Cortez, lo cierto es que su popularidad, y la de las ideas socialistas, sigue creciendo no solo en Estados Unidos, sino en otros países de Primer Mundo.

Trump lo anunció claramente hace algunas semanas. “Estados Unidos nunca será socialista”, pero sin duda buena parte de la generación actual de estadounidenses, quizás por ignorancia de las consecuencias que estas medidas han causado en naciones como Venezuela, generará que en las próximas elecciones presidenciales del país del norte, el debate ideológico sea algo primordial.

Como contrapeso, el centro político está siendo abandonado, ya que aquellos jóvenes que no han caído bajo las ideas socialistas, se están inclinando hacia ideas conservadoras, republicanas y nacionalistas. Prueba de ello es la misma elección de Trump, el ascenso al poder de Bolsonaro y la ola de la nueva derecha europea. Las ideologías políticas seguirán teniendo un papel vital en las próximas décadas.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta