Petróleo “Infinito”: La petrolera Austríaca OMV ha creado un método para reconvertir...

Petróleo “Infinito”: La petrolera Austríaca OMV ha creado un método para reconvertir plástico desechado en Petróleo

0
461
BTCClicks.com Banner

El fin del Petróleo podría estar mucho más lejos de lo que pensamos. Esta semana, la petrolera austríaca OMV reveló ante el mundo un proceso totalmente revolucionario que podría modificar la industria petrolera para siempre. En este sentido, la empresa logró reconvertir plástico desechado en su material original, es decir, el petróleo, método que ya está patentado y en pleno funcionamiento en una de sus plantas cerca de Viena.

Y es que gracias a este innovador desarrollo, la producción del plástico podría entrar en un círculo perfecto, al poder reconvertirlo en petróleo, para seguir produciendo más plástico, y así sucesivamente, lo que sin duda podría extender las reservas petroleras mundiales a unas cuantas décadas más.

“La innovadora tecnología, bautizada como “ReOil”, se aplica desde febrero pasado en una planta piloto de la gran refinería de OMV situada en Schwechat, cerca del aeropuerto internacional de la capital austríaca. Mediante un proceso termo-químico, la instalación genera unos 100 litros de crudo por hora a partir de 100 kilogramos de desechos de plástico” indica EFE.

Asimismo, este proceso no solamente produce petróleo, sino también un tipo de gas ideal para producir diesel, por lo que las posibilidades del reciclaje de plástico son inmensas.

Según la petrolera, ya el reciclaje de plástico y su reconversión en petróleo está integrado a la perfección a la refinería, y para el 2020 esperan tenerlo en otras de sus instalaciones.

“En el procedimiento los residuos de envases de plástico triturados son calentados a más de 300 grados con la adición de un solvente químico. Así se reconvierte el plástico, que consiste en compuestos de hidrocarburos de cadena larga (cadenas de 1, 2 y 4 átomos de carbono) y en compuestos de crudo de cadena corta (5 o más átomos de carbono)”.

Los beneficios van más allá de la simple reutilización del petróleo. La contaminación mundial también se reduciría al existir menos residuos de plástico, los que generalmente son eliminados a través de la quema. Evidentemente, esto otorgaría un importante cambio en relación a los gases que generan el efecto invernadero.

A pesar de estar este procedimiento patentado, es probable que otras grandes compañías sigan la senda marcada por la OMV, y creen sus propios métodos para reconvertir los derivados del petróleo, inversión que podría generar un importante ahorro a largo plazo.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta