Polonia sigue dando pasos para acabar con su pasado comunista y prohibe la posesión y venta de simbología marxista

0
900

Polonia, uno de los países que más sufrió bajo la tiranía comunista soviética del siglo XX, sigue dando pasos (tomando el ejemplo de Ucrania) para acabar con su pasado comunista. Y es que en este caso, luego de que en abril, el senado polaco ordenara demoler todos los monumentos de su pasado soviético, ahora dan un paso más y prohiben, hasta con años de cárcel, la venta de todo material que haga alusión al marxismo en cualquiera de sus variantes.

Además, la ley aprobada por el órgano legislativo indica fuertes multas a quienes posean o exhiban publicamente los símbolos como la hoz y el martillo, franelas con el rostro de Marx, Lenin, el Ché Guevara o de cualquier líder comunista, banderas rojas con la estrella, y en general, todo material relacionado con el comunismo.

Bajo iniciativa del gobierno polaco, comandado por su presidente Lech Kaczynski, quien está dando una dura batalla no solo contra el comunismo rancio, sino también contra su hermano menor, el progresismo, el cual le ha abierto las puertas de Europa a millones de refugiados, políticas que Polonia se negó a aceptar, siendo uno de los bastiones anti marxistas culturales del continente.

Cabe destacar que por el momento, la ley no castigará a quienes usen los símbolos en manifestiaciones artísticas, educativas o de investigación, también los coleccionistas están exentos de la normativa. “El comunismo fue un sistema genocida que llevó al asesinato de decenas de millones de personas“, indicó Jaroslaw Kaczynski, hermano del presidente y jefe del partido de gobierno.

Es importante conocer que la simbología nazi también está prohibida, aunque el mayor énfasis es con la tiranía de la izquierda. La ley se llevó a cabo a pesar de que los partidos de izquierda hicieron bastante resistencia. Sin embargo, a pesar de eso, la ley prevaleció debido a que la gran mayoría de la población polaca ve en la Unión Soviética a uno de los mayores males que tuvo el siglo pasado.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta