Se apagan las protestas en París, pero aún sigue la tensión

0
335
BTCClicks.com Banner

Luego de más de mes y medio de protestas de los “Chalecos amarillos” en Francia, parece que estas comienzan a apagarse. Y es que este sábado, el sexto de manifestaciones continuas en contra del gobierno de Macron y su política de altos impuestos a los combustibles, junto al incremento del costo de la vida, apenas unas 2000 mil personas se concentraron en la capital francesa, bloqueando algunas de las principales calles de la ciudad, y siendo controlados por las fuerzas del orden público.

La diferencia con los primeros sábados de manifestaciones es muy amplia. Recordemos que en noviembre se estimó entre 250 mil y 300 mil manifestantes en toda Francia, y más de 100 mil en los famosos Campos Eliseos.

Según los analistas, luego que Macron decretara un aumento general de salarios, junto a la disminución de varios impuestos, esto generó que muchos de los franceses se sintieran satisfechos. No obstante, la tensión continúa ya que algunos de los líderes del movimiento siguen promoviendo las protestas masivas, e incluso aseguran que no abandonarán las calles hasta que dimita el presidente.

“El Parlamento francés aprobó definitivamente el viernes por la noche las medidas de urgencia de 10.000 millones de euros para reducir la presión fiscal y aumentar el poder adquisitivo, principales reivindicaciones de los “chalecos amarillos”. Pero muchos de ellos no parecen dispuestos a poner fin a la movilización, que provocó la peor crisis social desde que Emmanuel Macron llegó al poder, hace 19 meses”. indica AFP

Sin embargo, en esta última jornada falleció la víctima número 10 de las protestas. Un conductor de mediana edad quien chocó su vehículo contra un camión que servía de barricada.o

Asimismo, también hay que destacar que en Europa se han extendido otras manifestaciones inspiradas en los chalecos amarillos. Incluso los separatistas de Catalunya se han apoderado del símbolo para manifestar este sábado, sin contar algunas otras protestas pequeñas en Bélgica y Alemania.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta