Talento Venezolano: Ingenieros de la USB crean repuestos impresos en 3D para vehículos, a partir de basura

0
2098
BTCClicks.com Banner

En medio de la mayor crisis de nuestra historia, el gentilicio venezolano ha demostrado ser muy creativo para encontrar soluciones y así surfear el caos diario por el que atraviesa Venezuela. Y es que dos ingenieros de la Universidad Simón Bolívar están realizando piezas de diversos modelos de automóviles impresas en 3D, gracias a hardware electrónico obsoleto y piezas plásticas dañadas que encuentran en los basureros, lo que se ha convertido en una gran oportunidad de negocios para ambos jóvenes.

Dominguez recolecta basura plástica en el basurero de la USB

Recordemos que el alto costo de los respuestos de carros, y la dificultad para traerlos del exterior, ha hecho que muchos venezolanos tengan estacionados sus vehículos. Sin embargo, esta solución creada por esto dos jóvenes de la USB, puede abrir todo un nuevo panorama.

El proceso es simple: Albermar Domínguez y John Naizzir trituran y derriten el desecho plástico con lo cual alimentan a las impresoras 3D, las cuales ya tienen las especificaciones de los respuestos programadas y diseñadas por ellos mismos.

“Ellos producen sólo un kilogramo de filamento de impresión de plástico al día, pero su objetivo es ayudar al antaño próspero sector manufacturero de Venezuela haciéndolo más barato para las empresas que dependen de importaciones costosas”.

La idea nació en una visita a los Estados Unidos realizada por Domínguez, quien aprendió bastante sobre esta impresionante tecnología de la impresión 3D que ya es aplicada a múltiples áreas, y la cual está teniendo un impacto importante en las industrias del siglo XXI.

Ingenieros de la USB colocan el plástico en una máquina trituradora

“Luego regresó a Venezuela, y con Naizzir, de 27 años, comenzó a hurgar en el basurero de su universidad, recolectando cajas de computadoras e impresoras viejas. Más tarde, su compañía, Nedraki, llegó a un acuerdo con una planta de reciclaje en la ciudad venezolana de Valencia para obtener más material”.

Su primera pieza fue impresa en el 2017, y en menos de un año, la empresa es la proveedora de 13 empresas nacionales, ahorrándole a estas los gastos de tener que importar las piezas y los tiempos de envío. Un ejemplo de los repuestos que produce son engranajes de transmisión. Su taller queda allá mismo en la USB.

Asimismo, estos talentosos venezolanos también están promoviendo la impresión 3D en el país, la cual podría ser una solución para muchos productos que dependen de divisas para su importación.

Dominguez opera la máquina 3D con la cual se imprimen los repuestos de vehículos que luego serán vendidos a distintas compañías.

Escultura creada con la máquina de impresión 3D en el taller de Nedraki de la USB

Fuente de la información periodistas de Reuters Andreina Aponte, Liamar Ramos

Fotografías: Marco Bello.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta