Todo sobre el atentado terrorista que sacudió Colombia realizado por la guerrilla comunista ELN

0
415
BTCClicks.com Banner

Trágico viernes para Colombia debido a que un carro bomba conducido por un terrorista del ELN explotó en una escuela de cadetes de policía, asesinando a 21 estudiantes, lo que ha sido para muchos un triste recuerdo de la época sangrienta de Colombia, la cual en teoría ya se había superado hace unos 15 años.

Atentado que por supuesto termina con los acuerdos de paz que se estaban alcanzando con esta guerrilla de ideología comunista.

“El gobierno nacional sabe y entiende que el ELN no tiene voluntad de paz”, sentenció el comisionado de paz, Miguel Ceballos, en una rueda de prensa junto con otras altas autoridades en la sede presidencial.

José Aldemar Rojas Rodríguez, era el nombre del terrorista de 56 años, quien murió en la explosión. Sin embargo, el ministro de Defensa Guillermo Botero, aseguró que no era un atentado suicida, sino que el criminal pretendía dejar el vehículo y escapar para posteriormente activar un mecanismo para que explotara a distancia.

Sin embargo, por alguna falla del dispositivo, no tuvo otra opción que explotar junto al carro bomba, una camioneta gris Nissan Patrol con 80 kilos de pentolita, vehículo que impactó cerca del dormitorio de mujeres de la escuela, lugar donde hizo explosión.

Asimismo, Colombia acusa al gobierno de Nicolás Maduro de resguardar a los jefes del ELN, aunque no se tienen evidencia de que funcionarios de Venezuela estuvieran involucrados en el crimen. De hecho, el guerrillero estuvo en nuestro país algunos meses del 2011, donde impartió clases de explosivos a otros terroristas. Diosdado Cabello negó toda acusación.

“Mocho Kiko” era el nombre clave del guerrillero, quien ya había perdido la mano derecha en una explosión de algún evento no conocido. Tenía más de 30 años en el ELN y era jefe de inteligencia. La operación tenía planificada unos 10 meses.

Los 21 jóvenes asesinados por el guerrillero comunista tenían entre 17 y 22 años, incluyendo una cadete ecuatoriana. 68 personas más resultaron heridas, varios aún de gravedad.

Duque afirmó que se suspenden todas las negociaciones y que los terroristas pagarán por este acto, el cual para algunos especialistas, es una declaración de guerra. Recordemos que durante el gobierno de Uribe, tanto las Farc como el ELN fueron duramente diezmados.

Posteriormente, Santos firmó la paz con las FARC y los integró a la vida política, mientras que el ELN se mantuvo al margen ya que no estaba tan abiertos a una salida política del conflicto, no obstante, habían comenzado algunas conversaciones de paz al final del gobierno de Santos, las cuales se debilitaron al ganar Duque.

“El ataque, calificado por Duque de “demencial acto terrorista”, es el peor en Bogotá desde febrero de 2003, cuando rebeldes del ahora partido FARC detonaron un coche bomba en el club El Nogal. Treinta y seis personas murieron y decenas más sufrieron heridas” indica AFP.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta