Trump y Kim ¿Realmente nos podrían llevar a la tercera guerra mundial, o son habladurías?

0
229

Por: Luis Paretti

El misil que disparó Japón esta semana, el cual sobrevoló peligrosamente Japón, volvió a prender las alarmas mundiales, sobre todo por la respuesta del polémico Donald Trump ante esta acción, quien prometió que Estados Unidos actuará de forma contundente si el también polémico Tirano Comunista, Kim Jong Un sigue jugando a la guerra. ¿Son habladuría de ambos o estamos próximos a un conflicto a gran escala?

Tildado mundialmente como un loco, el tirano norcoreano Kim ha asegurado que ya tienen bombas nucleares capaces de alcance a los Estados Unidos. Sin contar todo el arsenal que dispone para atacar a sus hermanos en el sur, separados desde la década de los 50.

De hecho, Trump también ha afirmado que en caso de cualquier ataque de Corea del Norte a Seúl, o a Japón, Estados Unidos atacará con todas sus fuerzas.

Sin embargo, muchos dudan de la eficacia real de Estados Unidos en una guerra a gran escala. Las guerras americanas de los últimos años se han centrado en Oriente Medio, teniendo la finalidad además de probar el armamento de más última tecnología, y sin embargo, mantener una relativa paz les ha costado.

A eso le sumamos que el extremo oriente es algo completamente distinto, y Estados Unidos nunca ha podido ganar una guerra en ese hemisferio desde la segunda guerra mundial. Tanto Corea como Vietnam fueron grandes fracasos para los estadounidenses.

 

 

Sin embargo, está claro que Kim es quien daría el primer paso de una guerra a gran escala, la gran pregunta es si el tirano comunista se arriesgaría a perder el control total sobre su país que ha tenido su familia por medio siglo y una vida de lujo asiático, queriendo probar con rabietas a los Estados Unidos.

Kim sabe muy bien que su ejército puede dar grandes bajas a los Estados Unidos, pero si este ataca con todo su poderío, el imperio interno construido por su familia en décadas se desmoronaría en tan solo semanas.

La incognita sería China. El cual sin duda no se quedaría de brazos cruzados, y que realmente tampoco le interesa ni que Corea del Norte siga aumentando su poderío, pero tampoco que Estados Unidos vuelva a pisar tierra asiática.

A Estados Unidos tampoco le conviene tener una guerra tan lejana, lo que representaría abrir otro frente, sin ni siquiera haber cerrado por completo el capítulo de Medio Oriente.

Por lo que, una tercera guerra mundial, o siquiera una guerra Estados Unidos, Corea del Norte, se ve aún improbable, más allá de las habladuría de ambos.

 

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta