Usar un VPN ya no es una opción, sino una necesidad

0
239
BTCClicks.com Banner

Ante el avance de la censura, las violaciones a la privacidad, y el cibercrimen, el utilizar un VPN (“Virtual Private Network”, en español una Red Privada Virtual) para navegar a través del gran mundo del internet, ha dejado de ser una opción para los más geeks, y se convirtió en una necesidad para cualquiera que comparta parte de su información confidencial en la web.

Sin embargo, antes de profundizar sobre su importancia en nuestra actualidad, primero entendamos que es un VPN.

Toda computadora conectada a Internet posee una dirección IP, la cual básicamente sería como su identidad ante la red. A través de la dirección IP se puede conocer la ubicación exacta del dispositivo, y otros datos privados del usuario como el historial de navegación, es decir, las páginas que se visitan, e incluso las contraseñas de redes sociales y cuentas bancarias.

En este sentido, los VPN se encargan de ocultar la dirección IP original, redirigiendo la circulación de la información a servidores en cualquier parte del mundo. De esta manera se protege la identidad del usuario ante los proveedores de internet, las páginas web, los hackers, e incluso los gobiernos.

Asimismo, un buen servicio de VPN encripta la información del usuario, dando otra capa de seguridad y anonimato.

Por ello, utilizar un VPN hoy en día, es una necesidad absoluta para todos aquellos que deseen mantener su información lo más privada posible. Un VPN permite el acceso a las páginas bloqueadas, saltando la censura virtual que imponen gobiernos como el de China y Venezuela.

Además, es una capa extra de seguridad al ingresar en nuestras redes sociales y cuentas bancarias, sobre todo al conectarnos desde Wi-Fis públicos, donde nuestra información está en mayor peligro que nunca.

Es importante tener en cuenta que existe una gran variedad de servicios de VPN. Existen VPNs gratuitos que son sin duda una buena opción. No obstante, se debe destacar que detrás de un servicio de VPN se encuentra toda una infraestructura de servidores repartidos a lo largo y ancho del globo.

Para mantener esta red, algunas empresas que ofrecen estos servicios realizan mala prácticas al vender parte de los datos de sus usuarios, por lo que lo mejor en este ámbito es realizar una buena investigación, conocer sus variantes, y comparar las diferentes prestaciones entre VPNs, y como estos se financian, para así elegir el más adecuado.

De hecho, algunos expertos incluso recomiendan invertir mensualmente en VPNs de pago, los cuales generalmente ofrecen un amplio rango de opciones y capas de seguridad extras, garantizando el anonimato total. Lo positivo es que los costos suelen estar entre los 5 y 20 dólares, inversión necesaria en un mundo cada vez más interconectado por la web.

Por último, hablar de VPNs suele sonar muy complicado para algunos. Sin embargo, la instalación y configuración de estos servicios es muy sencilla. La mayoría de los VPNs tienen una interfaz super amigable, que tras una breve descarga y unos cuantos clicks ya le otorga al usuario la privacidad y anonimato que tanto desea. 

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta