Venezuela es el sitio donde se encuentran los petroglifos más grandes del mundo

0
13955
BTCClicks.com Banner

Un equipo de arqueólogos provenientes de la University College of London han realizado un gran descubrimiento en nuestro río Orinoco, específicamente en los raudales de Atures. Y es que en una de las islas de esta parte de la vía fluvial más grande del país fueron encontrados un centenar de petroglifos que según los estudios, son los más grandes del mundo.

El petroglifo principal es de dimensiones colosales: una serpiente con cuernos que tiene más de 30 metros de largo, y que sin duda será uno de los más grandes misterios científicos del país el saber como los indígenas de la época pre-colombina pudieron realizar una figura de tan épicas proporciones.

Esto se debe a que las rocas donde se encuentran estos dibujos son sumamente altas, siendo imposible verlos a simple vista. Las figuras fueron observadas en su plenitud gracias al uso de drones con cámaras tridimensionales.

“Philip Riris,comenta que mientras limpiaba la superficie no se daba cuenta que en realidad lo que hacía era limpiar un solo e inmenso petroglifo. En total hallaron ocho grupos de rocas en las cinco islas” explica National Geographic

Dentro de las figuras hay alegorías a la fertilidad femenina, a la fuerza masculina, y por supuesto, a distintos ritos de hace miles de años. Muchos de estos dibujos también han sido descubiertos en otras partes del Amazonas, aunque evidentemente con una magnitud muy inferior.

“Los mitos indígenas se refieren directamente a los rápidos como la morada del dios del sol”, dice Philip Riris”. Otro mito dice que cuando el árbol del mundo (donde se originaron todos los animales y plantas) se derrumbó, su corona cayó en el Orinoco e hizo los rápidos”.

Cabe destacar que la existencia de estas figuras en la zona era ya conocida, pero es la primera vez que son estudiados con esta profundidad. La revista especializada Antiquity publicó el trabajo el pasado 6 de diciembre. Se presume que los rápidos eran una zona de convergencia lingüística, étnica, y cultural.

Fotografías: Philip Riris

Con información de National Geographic y Antiquity.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar respuesta